viernes, 30 de noviembre de 2012

Los nuevos aerogeneradores verticales

entran de manera prometedora en el mercado


Kliux, el aerogenerador que vuela en silencio

Luis MerinoMiércoles, 21 de noviembre de 2012

1


Apenas tienen tres años de vida y el desarrollo del miniaerogenerador de eje vertical de Kliux –tecnología 100% española– está dejando a todos con la boca abierta. La empresa riojana se ha tomado muy en serio que sólo la I+D+i nos sacará del atolladero. Y sus socios fundadores, los hermanos Eguizábal, aúnan las capacidades de un corredor de Bolsa en Chicago y un genio del diseño.Kliux, el aerogenerador que vuela en silencio
En marzo de 2011 Kliux Energies presentaba su flamante aerogenerador de eje vertical en presencia del presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz. La máquina formaba parte de una instalación híbrida, minieólica y fotovoltaica, ubicada en Pradejón, en la planta de Talleres Morte, socio industrial de la compañía. Era la puesta de largo de un proyecto que comenzó a gestarse en la cabeza de Iñaki y Juan José, los hermanos Eguizábal, hace mucho tiempo.

“Yo he vivido 20 años en Chicago –comenta Iñaki, que ahora tiene 46–. Allí trabajaba en mercados de capitales, gestión de fondos, capital riesgo y un sinfín de instrumentos financieros”. Durante ese tiempo vio que muchos de esos fondos invertían en tecnologías de la comunicación, tecnologías limpias y renovables. “Lógicamente piensas que si los grandes invierten en eso por algo será”.

Su hermano Juan José también ha vivido muchos años fuera, en Argentina. “Somos muy diferentes –apunta Iñaki–. Yo soy más frío, más pragmático, probablemente por los años que he vivido en Estados Unidos. Mi hermano es un artista, un genio. Tiene una mente muy ágil y una sensibilidad extraordinaria para captar las cosas. Nos compenetramos muy bien”.

En un momento dado de la conversación aparecen los túneles de viento y a este periodista le viene a la cabeza la Formula 1. Porque Juan José Eguizábal sería en Kliux lo que Adrian Newey es en Red Bull, un genio de la aerodinámica que en los últimos años ha conseguido diseñar un coche capaz de superar a los grandes equipos, como MacLaren o Ferrari. Mientras, Iñaki es el hombre de las finanzas, el que piensa en el desarrollo del negocio, en la expansión internacional. Y es, de eso no hay duda, un auténtico vendaval. Basta charlar con él un rato para darse cuenta de que su cabeza no para quieta ni un instante.

En la actualidad, Kliux fabrica y comercializa en exclusiva el aerogenerador de eje vertical GEO 1800 desarrollado por Geolica Innovations, la primera empresa que montaron los hermanos Eguizábal, y que funciona como centro de investigación y laboratorio de productos y soluciones de energía distribuida. Además, Kliux comercializa los sistemas híbridos en los que integran la turbina eólica con solar fotovoltaica. Y a través de su relación con Teknica Lighting, ofrece también soluciones de eficiencia energética e iluminación.

Alianzas para aunar esfuerzos
En este tiempo Kliux ha puesto a trabajar al que es “posiblemente el mayor equipo de ingeniería de toda La Rioja, formado por 24 personas”, explica Iñaki. Son el núcleo de la empresa y se centra por completo en la innovación y la ingeniería. “Porque Kliux no tiene una planta de fabricación, lo hemos externalizado con Talleres Morte”. Que a su vez compra componentes a otras empresas, de dentro y fuera de España. Y los ensambla. “Por eso, a nuestros 24 puestos de trabajo directos habría que añadir probablemente otros 200 indirectos”.

Además, han logrado que se unan al proyecto empresas y centros tecnológicos del máximo nivel, como Bayer Material Science (BMS). “Buscábamos un buen material para los álabes del aerogenerador y les planteamos si serían capaces de fabricarlas en poliuretano expandido.

Desde el principio asumieron el reto y se han implicado a fondo en el proyecto, hasta el punto de que algunos cargos importantes de la empresa en Alemania tienen en su despacho una maqueta del aerogenerador”. Bayer ha debido de ver claro el potencial que encierra la máquina y quienes la han concebido porque han invitado a Kliux a formar parte del consorcio de empresas que trabaja en el proyecto “Smart City Ruhr”, con la intención de buscar soluciones innovadoras para integrar todos los flujos de energía procedente de renovables a través de redes inteligentes. Son la única compañía no alemana del consorcio.

En junio de 2011 montaron en la sede de Bayer en Tarragona una instalación híbrida de 6 kW, que suma minieólica (el modelo Kliux Geo de 1.800 W) y fotovoltaica. Las palas de esta máquina ya fueron elaboradas con materiales de Polyurethane Systems Iberia, una división de BMS que sigue investigando para encontrar nuevos sistemas de poliuretano que puedan emplearse para la fabricación de otros componentes de los equipos minieólicos, como los ejes o las sujeciones.

Pero hay más aliados estratégicos, industriales y tecnológicos como la Universidad de La Rioja, el Gobierno de La Rioja a través de la Agencia de Desarrollo Económico (ADER), la Fundación CIRCE de La Universidad de Zaragoza y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Cuando pusieron en marcha el proyecto lo hicieron con capital propio pero en estos tres años han ido sumando nuevos socios siguiendo el modelo de préstamos participativos. La necesidad inicial de mirar con lupa dónde se invertía el dinero les ha enseñado que se puede desarrollar tecnología puntera sin necesidad de tirar la casa por la ventana. “Hemos diseñado, construido y ensayado de forma virtual, utilizando túneles de viento virtuales. Y así, en año y medio hemos conseguido un desarrollo espectacular y por mucho menos dinero que si hubiéramos tenido que construir y probar modelos reales”.

Las instalaciones realizadas hasta ahora, siete, son solo la punta de lanza de una máquina que tiene enormes posibilidades de mejora. “Es nuestro primer aerogenerador, nuestra versión 1.0. Y es evidente que estamos en un sector con competencia pero creo que tenemos uno de los mejores modelos del mercado”. Para no descuidarse lo más mínimo Kliux está inmersa en 22 proyectos de innovación, nacionales e internacionales, con los que esperan, por ejemplo, ir mejorando la electrónica de control o reduciendo el peso del rotor. De momento, las sensaciones son muy buenas. También en el exterior. “Nuestro representante en Japón dice que está causando sensación. Y un experto coreano en minieólica que recorrió medio mundo para conocer el aero, al verlo funcionando sólo acertó a decir: ¡Guau!”.

Hacia la internet energética
Lo que ha llevado a los hermanos Eguizábal a apostar por la minieólica de eje vertical es su visión de cómo será la energía en el futuro. Un futuro que se está perfilando ya. “En el mundo hay 755 millones de hogares sin acceso a la energía. Sólo en Estados Unidos medio millón de viviendas no están conectadas a red. En India hay 250.000 antenas aisladas para teléfonos móviles que funcionan con grupos electrógenos que salen muy caros. Nuestro aero es una solución más barata, más limpia y más cómoda para todas esas necesidades”, explica Iñaki. “Creo que el futuro está en la creación de microrredes aisladas inteligentes. Que luego se puedan unir, también de forma inteligente”.

En la web de Kliux esa percepción del futuro se describe así: Apoyamos la 3ª revolución industrial que transformará el sistema de generación y distribución energética en el mundo trasladando el poder al usuario como centro de generación. Internet será la plataforma que habilitará estos avanzados sistemas de red inteligente que regularán de forma optimizada el equilibrio entre generación, transporte y consumo.

Pero la llegada de esa red formada por muchas microrredes pasa por saber cómo actuar en los ámbitos más cercanos al usuario. Y a día de hoy, si de algo se quejan los minieólicos es del despiste monumental que impera en este tema. “La regulación municipal de la minieólica está prácticamente en pañales. Se está trabajando en una normativa global para todos, para saber quién, dónde, cómo y qué aero se puede poner en un lugar determinado. Otro tanto pasa con el balance neto. Llevamos meses esperando novedades sobre este tema pero seguimos sin avanzar. Cuando en julio, por ejemplo, se aprobaron en Japón las tarifas más altas del mundo para autoconsumo. Y otros países avanzados como Alemania o Estados Unidos cuentan también con regulación específica”.

Y hablando de Estados Unidos, cuando esta revista llegue a los lectores se acabarán de celebrar las elecciones presidenciales, con la posibilidad de que Obama, ligado durante muchos años de su vida a Chicago, repita en el cargo. Así que la pregunta es inevitable: ¿Obama o Romney? “Obama, por supuesto”, afirma rotundo Iñaki. ¿Y volver a Estados Unidos con Kliux? “Probablemente, para implementar y comercializar allí el aerogenerador. Quizá en 2014 volvamos a Chicago. Que, por cierto, es conocida como Windy City, “la Ciudad del Viento”.

Y mientras tanto Kliux está inmersa en el desarrollo comercial y la internacionalización de sus productos. De hecho, tiene activada la búsqueda de distribuidores e instaladores en países como Alemania, Corea, Japón, México, Brasil e India, donde pueden disfrutar muy pronto del vuelo silencioso de este aerogenerador.

¿Cómo es el aerogenerador GEO 1800?
El GEO 1800, con diseño y patente de Kliux, combina los modelos de eje vertical de arrastre y sustentación en un único rotor. Posee ocho álabes con dos perfiles diferentes, cuatro de perfil alfa y cuatro beta. El alfa recibe, conduce y retiene el viento el mayor tiempo. Realiza la función de arrastre para obtener la máxima energía. El beta recoge los vientos salientes del alfa favoreciendo el giro del rotor al “hacerle volar”, como las alas de un avión. Realiza la función de sustentación.

• Se encuentra siempre orientado al viento.
• Aprovecha todo tipo de vientos y corrientes de aire: direccionales, racheados, turbulentos, ascendentes...
• Posee un bajo par de arranque: empieza a girar a 3,5 metros/segundo (12,6 km/h).
• La velocidad de giro del rotor es lenta. Rara vez sobrepasa las 60 rpm.
• Auto limita su velocidad de giro máxima debido a su perfil aerodinámico, por lo que no es necesario su frenado.
• Generador de imanes permanentes.
• Requiere un mantenimiento prácticamente nulo debido a la simplicidad de su estructura y mecánica del generador.
• El ruido es casi inapreciable lo que habilita su integración en entornos residenciales y urbanos. El nivel de presión sonora a 10 metros de distancia es de 32,6 dBA con vientos de 6m/seg y 47,2 dBA con vientos de10m/seg.
• Se puede instalar en suelo o en cubierta, en 4 horas.
• Por su lenta velocidad de giro es un excelente soporte publicitario.
• Durabilidad: 25 años
• Peso del rotor + generador y transmisión: 237 kg. Peso de mástil: desde 232 kg.
• Diámetro del rotor: 2,36 m. Altura del rotor/ trasmisión: 3 m / 0,83 m.
• Altura del mástil: desde 6 m. De acero, fijado al suelo con una zapata.

¿Y el precio? “Lo importante no es cuánto cuesta el aparato sino el precio del kWh producido –aclara Iñaki Eguizábal–. Y con qué otros precios tienes que compararlo. Nosotros estamos ahora mismo en los 18–20 céntimos de euro por kWh. Y vamos a menos. Pero, por ejemplo, ya somos mucho más baratos que los grupos electrógenos”.

Kliux comercializa también el denominado Sistema Híbrido, configurado por el aerogenerador GEO 1800 y paneles fotovoltaicos (3.960 Wp de potencia). Ideal para instalaciones aisladas ya que tiene la opción de incorporar un banco de baterías que proporciona una autonomía de entre tres y cinco días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada